Historia de Lara y Conrado

LARA, LA PASTOR ALEMÁN QUE TRAJO LUPOSAN / MARKUS-MÜHLE A ESPAÑA

 

Introducción:
Luposan entró por primera vez en España, como resultado de la búsqueda personal de Conrado, de un alimento idóneo para su perra Lara.  Lara, desde que nació, padecía de IBD, una enfermedad inflamatoria intestinal. Al inicio, cuando Conrado trajo los primeros sacos de pienso para Lara, no estaba en sus planes la comercialización de los productos Luposan. Esta realidad  fue surgiendo espontáneamente a medida que Conrado encargaba pienso para Lara y algunos amigos de él que empezaron también a pedirle pienso .

La historia de Lara comenzó a mediados del  2002 cuando Conrado vino a España desde Alemania para abrir una consulta psicoterapéutica para alemanes en la Costa Blanca. Él vivía en una casita prestada en una montaña del pueblo alicantino de Parcent, que se llama Coll de Rates. La soledad que sentía en ese lugar aislado, le motivó a buscar un perro entre las protectoras.   Así fue que el destino le puso a Lara en su camino, una perra Pastor Alemán de 3 años. Cuando Conrado se encontró por primera vez  con Lara “la química” entre ambos fue muy positiva. Lara se dirigió hacia Conrado como si hubiesen sido amigos de toda la vida.
A Conrado la vida le regaló una pastor alemán muy inteligente, fiel, valiente y muy protectora.  Conrado se encariño rápidamente de Lara y se convirtió en un gran apoyo  en sus momentos de soledad y así, comenzaron a caminar juntos por la vida  y a hacer historia… la historia de Luposan /Markus-Mühle en España.

 

Esta es nuestra historia:

¡"Me agrada y enorgullece que Luposan no entro en España como un puro negocio empresarial, sino desinteresadamente y con la pasión genuina de poder ofrecerle a mi querida Lara un alimento que la ayudase con su enfermedad intestinal y le prolongase su vida a mi lado"! Conrado

 

Conrado nos cuenta:

"En Marzo del 2002, con ocasión de un viaje que tuve que hacer a Freudenstadt, Selva Negra, (Alemania) para actualizarme con un test psicológico de la personalidad, aproveché  para ir a Remscheid (Alemania), ciudad donde viví algunos años de mi vida.  Allí visité,  acompañado por Lara, una pequeña tienda de animales y les expliqué las dolencias que padecía con Lara en España. La dueña de la tienda se interesó mucho por el caso y me preguntó si conocía la alimentación natural de Luposan / Markus-Mühle. Yo le respondí que en España esas marcas no existían, incluso si escribía "Luposan", "Lupo", "Markus-Mühle", en el buscador de Google o Yahoo, no salía ningún resultado. En una pequeña tienda de animales de Wuppertal-Ronsdorf me aconsejaron que probase Luposan® Sport Hipoalergénico de base natural, sin cereales.

Había probado tantos piensos, que uno más no me importaba. Compré una bolsa de 5 Kg de Luposan Sport Hipoalergénico para ver si Lara lo aceptaba. Sin imaginarlo, sin pensarlo ni buscarlo, en ese momento comenzaba una historia y un futuro para Lara, para mí y para Luposan / Markus Mühle en España, Portugal y Andorra.

La primera semana que le dí Luposan-Sport, Lara lo comió muy bien, pero debido a las anteriores experiencias negativas que tuve con otros alimentos, vivía constantemente con el temor de que en cualquier momento, Lara volviese a padecer  diarreas o vómitos. Pero para mi sorpresa, ¡Lara se mantuvo sana! Pasaban los días y no tenía diarreas, ¡no lo podía creer! Compré un saco más, de tamaño ahorro de 20 Kg., siempre con el temor de una inesperada recaída, pero al cabo de 3 ó 4 semanas me di cuenta de que mi querida Lara ¡se había curado! Tenía una alegría tremenda en mi corazón, no sé cómo explicarlo… Hasta entonces el veterinario que visitaba en España no me daba muchas esperanzas e incluso me hizo pensar en la posible eutanasia por mi situación económica pues no disponía de dinero para las curas, medicamentos y piensos medicinales. Lara estaba bajo tratamiento de cortisona (Dacortin) para tratar los problemas de salud provocados por la Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII o IBD, Inflammatory Bowel Disease). Con la cortisona y otros medicamentos mejoraba bastante, sin embargo yo no deseaba que tuviese que depender de estos medicamentos durante toda su vida. Los piensos medicinales que me recomendaban eran muy caros y a Lara no le gustaban. Había probado diferentes alternativas, pero no había forma de que los comiera.

Pero de repente al descubrir Luposan en Alemania, ví una nueva esperanza para la vida de Lara, porque se le habían cortado sus diarreas y me decía: ¡Por fin encontré la salvación, la solución!, ¡estaba loco de alegría!

 

De regreso a España
Antes de regresar a España, después de este descubrimiento que le salvó la vida a mi Lara, decidí visitar la empresa de Luposan en Langenhahn, Alemania y contarles mi experiencia y pedirles que me enviasen 1 saco al mes para mi Lara. Concerté una cita por teléfono con su máximo responsable. Una vez en la empresa, su dueño, me explicó que el caso de Lara no era el primero que había sido un éxito. Cuando le pregunté si me podía enviar a España un saco de 20 Kg. Sport Hipoalergénico al mes para Lara,  Markus me contestó: “Conrado, ¿por qué no ofreces mis productos en España?, no tengo ningún representante allí”. Su propuesta me dejó helado porque yo no tenía conocimientos comerciales, ni de marketing, ni de negocios. El mundo del comercio no era el mío, no sabía distinguir una factura de un albarán, ni sabía cómo se calculaba el IVA, cómo contratar transportistas..., como enviar pedidos, etc.

Pese a mis objeciones, Markus, hizo llenar mi furgón de pienso y complementos y me dijo con decisión: “Conrado, prueba en España, la convicción que tú tienes con Lara vale más que poseer un gran capital para empezar y que la mejor estrategia de marketing. Ningún vendedor o distribuidor mío tiene esa "arma”. Prueba y que muchos perros en España repitan tu experiencia con una alimentación sana”. Un acuerdo puramente verbal y un apretón de manos bastaron para sellar las bases de un reto personal motivado por el amor a Lara, que acabó convirtiéndose años más tarde, en la representación y distribución de Luposan / Markus-Mühle y Luponatural en España, Andorra y Portugal.

 

El encanto de tratar con una familia como empresa.  
Me encantó esa empresa familiar, respetuosa con los animales y la naturaleza porque coincidía con mis valores. De regreso a España y animado por los excelentes resultados de los productos de Luposan/Markus Mühle en la salud de Lara y por la empatía y conexión con la filosofía de los fabricantes, empecé a repartir esos “4 sacos”, sin imaginarme que esto se convertiría en mi futuro trabajo. Mis amigos empezaron a pedirme este pienso, también el Vet. Dr. Molla de Benissa, Alicante fue el primero en pedirme un par de bolsas, después del asombro que tuvo de ver a Lara recuperada.  De este modo, sin buscarlo ni pensarlo, solo y desde cero y con cero, sin medios ni técnicas comerciales o de marketing empecé a recibir pedidos que con mucha pasión y confianza salía día tras día a repartirlos. Personas que tenían problemas con sus perros probaban Luposan, notaban la diferencia y los buenos resultados y lo compartían con amigos y conocidos. El “boca a boca” sin que yo me diera cuenta, se convirtió en mi mejor socio y a las pocas semanas tuve que pedir a la empresa que me enviara 10 sacos más, luego 20  y más tarde 30... y así empezó la historia de Luposan / Markus Mühle en España. Era tanta mi alegría y sorpresa de lo que me estaba ocurriendo que al principio era capaz de llevar personalmente 1 saco de pienso hasta Torre Vieja, aprox. 2 horas de autopista de ida, pero aunque en este caso perdía dinero, mi alegría era tan grande que superaba el interés por el beneficio.

Estas acciones sin sentido ni lógica comercial eran como “una siembra” que más tarde se convertirían en una gran cosecha.  Tenemos que perder y arriesgar si queremos correr el riesgo de ganar algo.

 

Los primeros años: “De la nada, no sale nada”
Si bien es verdad que nuestros productos son muy sanos y el “boca a boca” fue y es mi mejor aliado, el resultado del crecimiento de Luposan no es consecuencia de la casualidad o de la buena suerte, sino de un trabajo muy duro y constante.

Muchos me dicen hoy: “Conrado, lo que tú has tenido es suerte”. No digo lo contrario, pero en la vida “la suerte” tenemos que cogerla, no dejarla escapar y luchar a fondo por ella, sin pensar en fiestas, vacaciones o en tomártelo todo con calma... Los “golpes de suerte” pueden pasar por nuestra vida, pero si no nos “sumergimos” en ellos con profunda pasión y sin límites de horarios, se nos pueden escapar y para siempre. Yo creo que en la vida quien no arriesga no tiene la posibilidad de perder ni de ganar.

 

"Casamiento con Luposan"
A mí lo que me favoreció para poder entregarme las 24 horas a Luposan fue que vivía solo, no tenía esposa ni familia conmigo, ni amigos, ni nadie que me ayudase. Los primeros 4-5 años los viví durmiendo pocas horas, sin esperar el sábado o domingo para desconectar, no supe lo que significaba “vacaciones”, leyes, derechos ni obligaciones. Para mí, los 365 días del año eran lunes. Esta exageración de vida anacoreta me permitió concentrarme al 100% en Luposan. Por eso digo: ¿Suerte?, ¡sí!, pero a cambio de una entrega total, porque… “de la nada, no sale nada”, como se dice en Alemania.

Simbólicamente hablando, “me había casado con Luposan / Markus-Mühle”. Como no tenía medios económicos, tuve que hacerlo todo a nivel casero. De los bancos no podía esperar ninguna ayuda o préstamo porque no tenía nada para dar en garantía. Los inicios fueron verdaderamente aventureros…, recuerdo que recurría a amigos o turistas alemanes, que venían en sus coches a España para que me trajesen algunos sacos y los almacenaba en la casita de la montaña donde vivía. Llegué a tener pienso ¡hasta en el dormitorio!

Poco a poco me fui organizando mejor. Me prestaron un bajo-garaje en el pueblo de Oliva (Valencia). Cuando llegaba el furgón de Alemania tenía que descargar a mano los 5-6 paletes que traía, luego repartir el pienso, llevar los pedidos empaquetados, que yo mismo había preparado a la oficina de correos de Pedreguer o Dénia, ir a visitar tiendas de animales por toda la provincia de Alicante y Valencia, etc. Tuve que aprender a calcular precios, a tratar y contratar transportistas, a saber lo que era un albarán, a hacer facturas, a calcular el IVA, a llevar la contabilidad, a tener cuidado con “los listos”, etc. Durante las noches comencé a preparar la página web de Luposan-España, a traducir todos los productos y catálogos porque no existía nada en castellano ni en inglés. En 2005 mi hija Nancy se incorporó a la empresa, ya que yo no podía ocuparme solo de todas las tareas.

 

Cuando ofrecer un producto no es profesión sino una vocación
Naturalmente esta pasión y actitud por Luposan, por haber sanado a mi querida Lara, se mantienen vivas hasta el día de hoy. Una cosa es "profesión" y otra cosa es vocación". La pasión y la vocación te hacen "ir más allá" de lo normal, por ejemplo un viernes por la mañana tuve que internarme en el hospital para que me extirparan las varices: 3 horas en sala de operaciones, anestecia total, etc… y al día siguiente sábado, todavía mareado, con dolores en las piernas y con dificultad de caminar estaba presente de nuevo en el almacén, cuando el médico me había ofrecido 
una semana de baja.  Hace poco me sacaron la muela del juicio, salí del dentista y me fui directamente a mi oficina… Yo creo que un porcentaje muy alto de dificultades y problemas “están en nuestra cabeza”, y depende muchisimo del grado de motivación, pasión, vocación y amor que tengamos por algo, para que nos afecte más o menos. Alguien que está enamorado, no ve límites ni barreras, no ve problemas, no ve complicaciones para llegar a donde quiere… pero quien no tiene esta motivación ve obstáculos por todas partes y se puede ahogar “en un vaso de agua”. La vida es una intriga, pero mucho depende de nosotros, de nuestra postura y actitud de frente a la vida,  no todo depende solamente “del destino ni de la suerte”.

 

Las primeras experiencias en el mundo del comercio
Sólo el entusiasmo, la convicción y la pasión eran y son mis armas. Naturalmente, al principio cometí muchos errores, pero de ellos se aprende... El mundo del comercio está lleno “de leones” y todos te quieren sacar tajada de lo que puedan. Yo me confié demasiado y abusaron de mi buena fe o falta de experiencia. Muchos clientes me dejaron deudas pendientes sin pagar jamás, hubo distribuidores que me demandaron para intentar ganar dinero sin trabajar, e incluso viví experiencias muy tristes con malos recuerdos que me dejaron cicatrices de por vida...

Nuestra naturaleza humana nos lleva a mirar lo que una persona es o lo que tiene aparentemente en el momento, pero no sabemos ni valoramos lo que ha vivido para haber alcanzado lo que es en el presente. Si pudiésemos, le obligaríamos que comparta “el lado dulce de su tarta”, pero… ¿estaríamos dispuestos a compartir los momentos de dolor, sacrificio, necesidades, angustias y penurias que pasó en su pasado cuando no era interesante para nadie? Así somos….

 

Las enfermedades y el dinero
Casi el 99% de los problemas que tuve y/o tengo, están relacionados con el “dios dinero”. Estos problemas tienen poco o nada que ver con los intereses de la alimentación y la salud de las mascotas: Competencia desleal, impagados, aprovechados, pillos que quieren sacar dinero a tu costa… A veces pensé en dejarlo todo, pero la vida es una lucha y ¡no debemos tirar la toalla sino seguir adelante y confiando que Dios es el que tiene la palabra final! Porque la vida no es sólo trabajo y dinero.

En este mundo de los negocios he podido aprender que en general, lo que mueve a las personas a aplicar las leyes o a solicitar legalmente sus derechos, no es nada más ni nada menos que el deseo de sacar tajada y obtener dinero sin trabajar. En realidad aunque “usen o apliquen” las leyes, no les interesan las leyes porque lo que quieren  es conseguir dinero y sin escrúpulos en nombre de la Ley.

Mi meta no fue ni es hacer de los animales sólo un comercio. Luposan-España no nació ni existe al día de hoy con esa visión. La vida no es -únicamente- tener posesiones o ganar dinero.  La vida es muy corta y se pasa rápido. Debemos trabajar, ganar, ahorrar, etc., pero sin perder la realidad de la duración de la vida. ¿De qué sirve matarnos toda una vida por cuatro ladrillos y bienes materiales? Creo que no vale la pena. Hoy estamos y mañana no sabemos, todo pasa muy rápido. Hoy tienes 20 años, mañana 30, pasado 40 y la semana que viene 60.
La pasión y afán por las posesiones y el dinero es causa de muchas enfermedades y puede acortarnos la vida. No vale la pena, ¡nuestra salud vale mucho más! Una mente que tiene paz interior con la naturaleza, con la creación, con los animales, con sus semejantes y con Dios, es una mente con salud, bienestar, optimismo y futuro.

Yo estoy convencido de que el Creador no hizo a los animales y a la naturaleza para que abusemos de ellos con fines puramente lucrativos. La naturaleza nos pasará factura... o ya nos la está pasando y si seguimos así, la Madre Tierra nos va a dar grandes sorpresas que no podremos detener con dinero no poder.

Hoy, que nuestra situación económica es diferente a la de hace 6-7 atrás, la realidad me confirma que el dinero y el poder no dan la felicidad… al revés, cuanto más creces, más grande te haces, pero también más esclavo del trabajo y de la empresa te haces, pierdes calidad de vida y es más fácil enfermarse por el elevado estrés. No todo lo que brilla es oro…. y todo tiene un precio en la vida.

 

Implantación oficial de Luposan / Markus-Mühle en España
Cuando ya comercializabamos toda la gama de productos Luposan / Markus-Mühle,  entre los años 2006-2008 empezamos a traer otros piensos producidos por Markus-Mühle, como por ejemplo NaturVital y Lupovet. De este último comercializamos el Lupovet-IBD, ya éste se diferenciaba bastante del resto de los demás piensos de Luposan. Lara se alimentó casi año y medio con Lupovet-IBD con muy buenos resultados.

Con el objetivo de vender gamas de productos bien diferenciados y que no tuviesen  similitud entre ellos, como por ejemplo: igualdad en sus ingredientes y elaboración: (no extrusionado, producido a bajas temperaturas, prensado en frío, con carne de pollo criado en semilibertad, etc. etc.) decidimos volver a ofrecer sólo Luposan y Markus-Mühle. De todos modos decidimos crear conjuntamente con la empresa madre alemana, nuestros propios productos adaptados a las necesidades de los perros en España y teniendo en cuenta la problemática del pasado de Lara y su sensibilidad intestinal.

Así nació en el año 2007 Luposan “Natural-Extra”, un pienso que se convirtió en el favorito por su masiva aceptación y demanda, gracias a su calidad y precio. Este éxito fue el fruto de una comunicación constante con muchísimos veterinarios españoles, criadores y con la empresa matriz.

En el año 2009 la empresa alemana comenzó a fabricar un nuevo pienso: Canis Natural, hoy denominado LupoNatural, el cual Lara también asimiló sin ningún problema. Se trata de un producto muy innovador, libre de vitaminas sintéticas, con vitaminas Acquamin recabadas del mar, prensado en frío como los demás piensos de Markus-Mühle y, por supuesto, sin extrusionar.

En el año 2012 creamos otro pienso para perros con problemas de Lehismania e IBD, o con obesidad crónica, “Lupodiet-Suave”, muy bajo en grasa y proteína, con bajo contenido de cobre y alto porcentaje de zinc, con carne deshidratada de pollos de Suiza, la mejor carne para perros con problemas intestinales por ser la más digestible y suave.

A Lara, todas las marcas de piensos y complementos fabricados en la empresa Markus-Mühle le sentaron siempre muy bien, porque la base de los ingredientes naturales es muy similar entre todos los piensos de la empresa. Markus-Mühle no fabrica piensos de 1ª, 2ª ó 3ª categoría, todos son de excelente calidad y están producidos con la misma filosofía e ideología, teniendo en cuenta al Canis-Lupus, el lobo, como “abuelo” del perro moderno.

Desde que ideamos el "Natural-Extra", Lara se alimentó únicamente de este pienso y de los complementos de Luposan, especialmente el Gelenkkraft en tabletas (para apoyar a sus articulaciones) y Kräuterkraft, que es una mezcla de hierbas. Lara gozó de una salud excelente hasta el último día de su vida. Además, tenía un pelo sedoso y brillante y físicamente estaba fuerte y muy activa.

 

La actualidad
El tiempo ha pasado y, actualmente, somos la Delegación y distribución oficial de Luposan / Markus-Mühle en España, Andorra y Portugal. En mayo de 2009 inauguramos el almacén central para España. Si bien ahora tenemos estructura  de empresa, sigo teniendo muy presente mi situación de obrero y cómo entró este producto en España:  gracias a mi querida Lara, es decir a mi búsqueda personal por encontrar un pienso ideal para ella. Por eso soy especialmente sensible en ofrecer un servicio orientado a las personas y sus mascotas, un objetivo que está por encima de cualquier estrategia de marketing o fin comercial. Nosotros no nos consideramos vendedores de piensossomos Luposan y tenemos muy  presente la historia de Lara, y lo que el amor de Conrado a su perra pastor alemán, se convirtió más tarde en la empresa Luposan España.

 

Lara, la Gerente-Dueña de la empresa Luposan-España
Lara era un miembro de la familia, se ganó lo mejor de mí, primero porque para mí era un ser vivo a mi lado, después porque me demostró su fidelidad cada día y, por supuesto, por su cariño incondicional. Adorábamos a Lara y estamos muy contentos de haber descubierto Luposan / Markus Mühle por medio de ella. En realidad, aunque jurídicamente no se puede aplicar, para mí Lara era la gerente y dueña de la empresa Luposan / Markus-Mühle en España.

Al final, mi proyecto por el que vine a España en el año 2002 para abrir una consulta psicoterapéutica para alemanes se fue desvaneciendo poco a poco, a medida que Luposan /Markus-Mühle fue creciendo conmigo en España. No descarto la posibilidad de volver a ese trabajo, que más que un trabajo fue y es una vocación. Me apasiona tratar con las personas "con el alma", ayudarles en sus cargas psíquicas y dolencias en la vida.

 

Gracias Lara...
Lara me enseñó mucho en la vida y a su lado aprendí:

  • Lo que significa fidelidad, cariño incondicional. Estuvo a mi lado en todo momento, especialmente en las situaciones difíciles o de soledad.
  • A amar a los animales y la naturaleza y a ser más agradecido con Dios por su maravillosa creación. Debemos amar y respetar a los animales y la naturaleza, es un regalo maravilloso poder disfrutarlos, sin hacerles daño, sin usarlos para hacer un negocio egoísta o para nuestras diversiones sanguinarias impulsadas por los vestigios de los  restos del instinto primitivo que tenemos todavía.
  • Que no se debe infravalorar a un ser vivo por ser un animal, al contrario, un animal puede enseñarnos mucho, ayudarnos en la vida y muchas veces cambiarla, como en mi caso Lara, que me llevó a tener una empresa en España con un nombre respetado y valorado.
  • Que un animal es un ser vivo, con sentimientos, con deseos, que sufre, que se alegra, que se ilusiona.
  • Que nosotros, los humanos, tenemos la tendencia de ser duros o desahogarnos con los débiles, con los que dependen de nosotros o con los que nos aman y eso no debería ser así. En los momentos de estrés y nervios a veces no me comporté bien con Lara, quizás la traté mal... Debemos respetar aun más a quienes nos aman y están firmes y fieles a nuestro lado.
  • A ir por las carreteras con mucha prudencia, cuidando de no atropellar a ningún animal.
  • A ayudar en todo lo que pueda a otros perros "hermanos de Lara", que andan como vagabundos abandonados por las calles y carreteras.
  • A sufrir por los animales. Sufro cuando veo perros atados en una casa de campo a la que van sus dueños 1 ó 2 veces a la semana a llevarles agua y comida -si se puede llamar comida a las carcasas de pollo o al pan duro-. Sufro de ver la soledad de esos animales que están solos, atados con una cadena  de un metro pasando así los pocos años que tienen de vida, para que ladren   o cuiden la casa abandonada.
  • A caminar, o mejor dicho, Lara me obligó a salir y a moverme, porque cada 3-4 horas tenía que sacarla. Sin ella yo hubiese estado todo el día, 15-16 horas “pegado a la silla” delante del ordenador trabajando, algo que no es bueno para la salud.

 

Dedicatoria:
Por todo ello mi querida Lara, te dedico este artículo con todo mi corazón. Nos entristece saber que ya no estás con nosotros, dejaste un profundo vacío en mi corazón y en todo lo que es hoy Luposan / Markus-Mühle España. Gracias a ti trajimos Luposan a España y con ello cambiaste completamente nuestras vidas y la de mucha gente y, sobretodo, la vida de miles de compañeros tuyos. Por ti hemos creado una empresa, fuente de trabajo de la que viven hoy muchas personas y familias, una gran cadena de ayuda donde el dinero, comercio y avaricia no existen.

Gracias a la vida, gracias a Dios, gracias a mi Lara, gracias a Markus, gracias Luposan / Markus-Mühle.

Mi primera experiencia traumática fue la muerte de mi madre cuando tenía 13 años y la segunda fue la muerte de Lara.  La muerte de Lara ha marcado mi vida hasta el día de hoy, al punto que tuve que buscar ayuda profesional para poder volver a sonreirle a la vida.

Lara, que Dios te tenga en el cielo de los perros. ¿Tú sabes lo que yo daría por abrazarte y acariciar de nuevo tu cabeza? Escribiendo este artículo se me escaparon muchas lágrimas y tuve que hacerlo por partes, porque hubo momentos en los que la emoción me embargaba. Lara, te recordaré hasta el último día de mi vida y si realmente existimos después de la muerte física, estoy seguro de que volveremos a vernos."

Conrado Grandville
Director de Luposan / Markus-Mühle / y Luponatural de España

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto