Complementos

COMPLEMENTOS NUTRICIONALES

Los complementos nutricionales administrados de manera regular o para la recuperación pueden ayudar a reparar las células y a mantener la integridad celular.

El estudio de la nutrición veterinaria se ha centrado tradicionalmente en los macronutrientes (proteínas, grasas, carbohidratos, vitaminas y minerales) y en la determinación de los requisitos mínimos de estos nutrientes individuales para evitar enfermedades aparentes.

 

Las nuevas áreas de estudio que observan los grandes efectos de los alimentos, como la nutrigenómica, la metabolómica, nutrigenética, etc, han demostrado que el estado general de salud puede ser positivamente influenciado por “la optimización de los niveles nutricionales en las etapas de la vida, el estilo de vida y la raza del animal individual”.

Estos últimos años han aparecido en el mercado veterinario una amplia gama de complementos nutricionales basados en alimentos en respuesta a esta tendencia.

Cada célula del cuerpo realiza una o más funciones. Algunas células secretan hormonas, algunas eliminan antígenos de la circulación y otras producen enzimas para su uso en las reacciones metabólicas. Estas actividades celulares son en su mayor parte continuas, suceden durante todo el día, y varían en respuesta a las necesidades metabólicas del cuerpo.

Cada función de la célula implica una serie de pasos. Estos pueden incluir:

• Tomar nutrientes a través de la membrana celular.

• Transportar estos nutrientes a diferentes lugares dentro de la célula.

• Usar los nutrientes para producir un producto (hormonas, enzimas, proteínas, etc.)

• Entregar los productos en los lugares dentro o fuera de la célula.

• Participar en la señalización inter e intra celular.

• Eliminar los residuos de la célula.

 

Todos estos pasos requieren energía. Para que una célula continúe este ciclo, debe tener un suministro constante de combustible y otros materiales necesarios para desempeñar sus funciones específicas. En otras palabras, cada célula requiere una cierta cantidad y calidad de nutrientes para llevar a cabo sus actividades de manera óptima. Si el flujo de nutrientes a una célula se limita en modo alguno, algunas o todas las capacidades de la célula para llevar a cabo sus funciones se verán afectadas. Una célula comprometida:

• No puede responder a las necesidades del cuerpo.

• No puede protegerse a sí misma.

• Puede afectar negativamente a otras células a su alrededor.

• Puede experimentar una acumulación de residuos, metales pesados y toxinas.

• Puede tener mayor riesgo de ataques de virus, bacterias y parásitos.

 

Cuando una cantidad suficiente de células está comprometida, el cuerpo desarrolla síntomas tales como letargo, fiebre, náuseas y diarrea. Como médicos, nuestro enfoque típico es prescribir el tratamiento farmacéutico adecuado. Esta es una elección obvia, ya que debemos abordar los síntomas clínicos y la comodidad del paciente. Pero los medicamentos tratan los síntomas, más no la función celular. La nutrición proporciona la energía y los elementos básicos para la reparación, la regeneración, la curación y la recuperación de la función.

Sin el soporte nutricional adecuado, la curación tarda o es incompleta. Así, cada caso tiene un componente nutricional.

Al igual que una casa dañada por un tornado, una célula dañada necesita recursos para:

• Retirar los materiales dañados.

• Reparar daños estructurales.

• Utilizar mayor cantidad de combustible de alta calidad, tanto para la reparación como para el mantenimiento.

 

El estrés físico o químico provoca la sobreregulación de las vías metabólicas necesarias para la reparación y la limpieza, y la subregulación de las vías metabólicas menos críticas (por ejemplo, las actividades de limpieza). Las células dañadas requieren una mayor actividad metabólica para eliminar los residuos y reconstruir las estructuras celulares. La sobreregulación de las vías metabólicas da lugar a una mayor absorción de nutrientes cuando la célula necesita hacer reparaciones.

Una manera de proporcionar los materiales necesarios para la recuperación celular es el uso de complementos nutricionales. Como su nombre indica, los complementos nutricionales son “suplementarios” a la dieta; es decir, proporcionan los niveles nutricionales necesarios para el mantenimiento diario. Se puede usar complementos nutricionales durante el período de recuperación para apoyar la reconstrucción adecuada, y también sobre una base regular, según las necesidades individuales.

Los complementos nutricionales pueden incluir:

• Alimentos funcionales – alimentos que han demostrado tener beneficios específicos para la salud (por ejemplo, el cardo mariano como un hepatoprotector ya que promueve la regeneración celular del hígado).

Los nutracéuticos veterinarios son “sustancias sin drogas, producidas en forma purificada o extraída y administradas por vía oral a los pacientes a fin de proporcionar los agentes necesarios para la estructura y función normal del cuerpo. Su administración tiene la intención de mejorar la salud y el bienestar de los animales” 2,3.

• Compuestos sintéticos – ácido ascórbico, alfa tocoferol, beta caroteno.

• Hierbas medicinales.

• Ffitonutrientes.

• Oligominerales.

La tendencia actual en los complementos nutricionales pone un mayor énfasis en los ingredientes de alimentos enteros. A pesar de que la discusión detallada sobre este tema está fuera del alcance de este artículo, dos puntos principales dirigen esta tendencia:

• Hay un creciente énfasis en el hecho de que los alimentos (en su estado original, tal como crecen en la tierra) son mucho más complejos que una simple mezcla de proteínas, grasas, carbohidratos, vitaminas y minerales. Los alimentos son un grupo de ingredientes complejo, interactivo que incluyen vitaminas, enzimas, hormonas, oligoelementos, coenzimas, esteroles, nucleótidos, fitoquímicos, y otros micronutrientes aún no identificados en la actualidad. Este grupo complejo de nutrientes (conocido como “matriz alimentaria”) proporciona un efecto sinérgico que supera el de cualquier ingrediente individual.

• Los recientes ensayos clínicos sobre complementos dietéticos, centrados en los macronutrientes individuales, no han demostrado menor riesgo de enfermedades crónicas, y en algunos casos, han mostrado mayor riesgo.

Con esto en mente, el contenido suplementario se está desplazando hacia los ingredientes que abarcan alimentos, en lugar de sus componentes por separado. Dentro de la comunidad científica hay interés en cambiar el enfoque de investigación de un solo nutriente a alimentos enteros para comprender mejor la relación entre la nutrición y la salud.

*El Dr. Cameron es especialista en terapias holísticas y convencionales, y ha estado practicando la medicina veterinaria alternativa por más de 20 años en DeForest, Wisconsin. Además, proporciona soporte técnico veterinario a Standard Process Inc.

 

Referencias:

1. Kirk CA, Bartges, JW. Veterinary Clinics of North America 36 (2006), xi-xiii.

2. Boothe DM. 1997. Nutraceuticals in Veterinary Medicine. Part I. Definitions and Regulations. Comp Cont Ed Pract Vet 19:1248-1255.

3. Dzanis DA. Nutraceuticals in Veterinary Medicine. Aus Vet J. 1999;77(4):238-239.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto