Cuanta proteína debo dar a mi perro?

Como descendientes de los lobos, los perros domésticos conservan su fisiología carnívora. Aunque los perros pueden consumir material vegetal y metabolizar las proteínas de las verduras y los granos, las proteínas de origen animal a partir de subproductos de la carne y la carne es la mejor fuente de aminoácidos para un perro. Un perro va a comer hasta que ha consumido suficiente proteína para satisfacer sus necesidades de aminoácidos y nitrógeno. La cantidad varía con la edad, tamaño y actividad.

El periodo más rápido de crecimiento se presenta durante los seis primeros meses de vida . Las razas grandes alcanzan su madurez aproximadamente entre los 12 y 16 meses, y las razas más pequeñas llegan a ser adultas un poco antes. Cuando llegan a la madurez, la mayoría habrá aumentado su peso al nacer entre cuarenta y cincuenta veces. Este crecimiento y desarrollo enormes se realiza en un periodo de tiempo relativamente corto. Para que éste desarrollo sea correcto es esencial aportar una dieta equilibrada.

 

 

Durante la fase del crecimiento existirá por parte del organismo una mayor demanda energética y de nutrientes. Por tanto es importante saber que estas necesidades son, durante la fase de crecimiento aproximadamente el doble que las de un perro adulto del mismo tamaño. Después de los seis meses estas necesidades empiezan a declinar a medida que la velocidad de crecimiento disminuye. Reflejado en cifras significa que la ingesta energética de un perro joven debe ser aproximadamente dos veces la que requiere durante su mantenimiento, hasta que se ha llegado al 40% de su peso adulto. En ese momento, la cantidad de alimento se debe disminuir a, aproximadamente, 1,6 veces el nivel de mantenimiento, para disminuirla todavía más, a 1,2 veces el nivel de mantenimiento, cuando el perro ha alcanzado el 80% de su peso adulto

Una regla general es que los perros requieren 2 gramos de proteína animal de alta calidad por kilogramo de peso corporal por día. Cuánta proteína necesita un perro no es la pregunta correcta, sino que el dueño del perro debe preguntar las proteínas que necesita un perro. Los perros fabrican muchos de los aminoácidos necesarios para mantener las funciones corporales saludables dentro de sus cuerpos, pero muchos más deben obtenerse de afuera, en los alimentos que consumen. En la naturaleza, los perros buscan la carne como fuente de alimento porque contiene muchas proteínas más esenciales en un espacio más pequeño que la vegetación.

Las proteínas en los alimentos se descomponen durante la digestión y los aminoácidos de los componentes se utilizan como materiales de construcción para los huesos, músculos, nervios y otros tejidos del cuerpo. Los cachorros necesitan un mayor porcentaje de proteína en su dieta que los perros adultos, debido a sus cuerpos en crecimiento. Las dietas para cachorro deben contener de 22 a 28 por ciento de proteína. Una dieta para perros adultos debe contener de 10 a 18 por ciento de proteína. Los perros mayores y los perros con función renal comprometida, pueden ser colocados en las dietas de proteínas restringidas, siempre y cuando las proteínas que se incluyan sean de alto valor biológico. Las razas de trabajo, tales como perros de ganado y perros de trineo necesitan un mayor porcentaje de proteína en su dieta que un perro doméstico adulto debido a la tensión en sus músculos, el 25 por ciento para los perros de rebaño y hasta el 35 por ciento de proteína para los perros de trineo de carreras. La perras embarazadas y lactantes requieren dietas altas en proteínas para los cachorros en crecimiento. Los veterinarios recomiendan a menudo la madre alimentar a un perro cachorro hasta el destete.

Cuando un propietario de un perro busca una alternativa a una dieta a base de carne para su perro, tal vez para adaptarlo a una elección de la dieta vegetariana, lo que necesita saber es la cantidad mínima de proteína animal necesaria para mantener la salud del perro. El Manual Merck de Veterinaria establece que la cantidad de proteína necesaria en la dieta de un perro varía en función del porcentaje de aminoácidos utilizables que se encuentran dentro de esa fuente de proteínas. Por ejemplo, el huevo tiene un mayor número de aminoácidos utilizables y por lo tanto tiene un valor biológico superior para un perro que las proteínas vegetales.

Digestibilidad de la proteína.

Especialistas en la nutrición de los caninos han propuesto que las etiquetas de estos alimentos pueden incluir un índice de digestibilidad de las proteínas incluidas en la comida. “Una alta digestibilidad indicará una mejor fuente de proteínas necesarias.”

Las proteínas son necesarias para el crecimiento y reparación del tejido muscular y óseo, y el mantenimiento de los procesos metabólicos. Los ácidos grasos esenciales dan apariencia lustrosa al pelaje del animal, proporcionan energía y una piel sana.

Los carbohidratos ofrecen energía al perro y ayudan a estabilizar los movimientos intestinales dando masa a la dieta.

El perro doméstico debería de obtener todas las vitaminas y minerales necesarios en una dieta equilibrada. No obstante, a veces puede requerir complementos vitamínicos. Este caso suele darse durante la gestación, la lactancia o el desarrollo del cachorro, y cuando el animal está convaleciente de alguna enfermedad. Sólo se deben aportar estos complementos bajo la supervisión del médico veterinario, ya que su exceso puede ser tan perjudicial como su carencia. 

CONSIDERACIONES SOBRE EL CRECIMIENTO

El periodo más rápido de crecimiento se presenta durante los seis primeros meses de vida . Las razas grandes alcanzan su madurez aproximadamente entre los 12 y 16 meses, y las razas más pequeñas llegan a ser adultas un poco antes. Cuando llegan a la madurez, la mayoría habrá aumentado su peso al nacer entre cuarenta y cincuenta veces. Este crecimiento y desarrollo enormes se realiza en un periodo de tiempo relativamente corto. Para que éste desarrollo sea correcto es esencial aportar una dieta equilibrada.

Durante esta fase existirá por parte del organismo una mayor demanda energética y de nutrientes. Por tanto es importante saber que estas necesidades son, durante la fase de crecimiento aproximadamente el dobleque las de un perro adulto del mismo tamaño. Después de los seis meses estas necesidades empiezan a declinar a medida que la velocidad de crecimiento disminuye. Reflejado en cifras significa que la ingesta energética de un perro joven debe ser aproximadamente dos veces la que requiere durante su mantenimiento, hasta que se ha llegado al 40% de su peso adulto. En ese momento, la cantidad de alimento se debe disminuir a, aproximadamente, 1,6 veces el nivel de mantenimiento, para disminuirla todavía más, a 1,2 veces el nivel de mantenimiento, cuando el perro ha alcanzado el 80% de su peso adulto. Esto os parecerá complicado, pero no lo es. En todos los envases de piensos figuran unas tablas en las que quedan reflejadas las cantidades de alimento que cada perro necesita según su edad y su peso. Estas instrucciones aportan normalmente una estimación de la cantidad de alimento a administrar para diferentes tipos de tamaño corporal, aunque a veces será necesario realizar ajustes sobre estas estimaciones basadas en vuestro conocimiento sobre la respuesta del perro a la alimentación. Lo único e importante que debéis hacer es seguir estas tablas.

Lista de alimentos ordenados de mayor a menor cantidad de proteínas.

Frutos secos:

Alimentos – Fruto seco (100 gr.)

Gramos de Proteína

Cacahuetes

22

Almendras

18

Pistachos

18

Avellanas

13

Castañas

5

Ciruela pasa

3

Dátil seco

3

Higos secos

4

Nueces

16

Piñones

30

Uvas pasas

2

 

Frutas:

Las frutas son alimentos que apenas contienen proteínas. La mayoría no consiguen sobrepasar un gramo de proteína por cada 100. Sólo destacar el aguacate y el plátano como aquellos que pudieran acercarse sin llegar a 2 gramos por cada 100.

Legumbres:

Alimentos – Legumbre (100 gr.)

Gramos de Proteína

Alubias

23

Garbanzos

22

Guisantes secos

22

Habas secas

27

Lentejas

25

 

Verduras y hortalizas:

Alimentos – Verdura (100 gr.)

Gramos de Proteína

Coles de Bruselas

4

Habas frescas

4

Setas y hongos comestibles

5

Trufas

6

Brécol

3

Coliflor

3

Espárragos

4

Espinacas

3

Guisantes Frescos

7

Apio

2

Berro

2

Patata

2

Puerro

2

Repollo

2

Alcachofa

1

Ajo

6

Berenjena

1

Calabacín

1

Calabaza

1

Cebolla

1

Col de Lombarda

2

Lechuga

2

Nabo

1

Pepino

1

Remolacha

2

Tomate

1

Zanahoria

1

 

Alimentos derivados del Cereal:

Alimentos – Cereal (100 gr.)

Gramos de Proteína

Cebada

10

Centeno

10

Harina

11

Pan tostado

11

Pasta al huevo

19

Pasta de sémola

13

Sémola

12

Trigo

13

Arroz

7

Copos de maíz

8

Galletas María

7

Pan blanco

8

Maíz

9

Pan integral

9

Chocolate

9

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto