Alergia a los alimentos

Un término más apropiado para la alergia alimentaria es una reacción adversa a los alimentos. Se da cuando en la ingestión de un cierto ingrediente en la dieta provoca picazón recurrente en cualquier parte del cuerpo, infecciones de la piel, perdida del cabello o infecciones de oído con Malassezia levaduras y bacterias.

Las áreas comunes en el cuerpo del perro que son

Las alergias a los alimentos también pueden causar síntomas del tracto digestivo, tales como el moco fecal, sangre en las heces y el aumento de la frecuencia de la defecación. Estos síntomas también han sido asociados con un aumento de la flatulencia.

 

La causa de estas reacciones adversas a los alimentos es desconocida, pero las investigaciones apuntan hacia un aumento de la permeabilidad de la pared del intestino, o un fallo del intestino asociado al sistema inmune. A pesar de que nunca se ha demostrado que ciertas razas son afectadas más que otras, algunas razas parecen estar sobre-expuestas a esta afección. La edad de inicio puede variar desde unos pocos meses hasta los12 años de edad.

¿Cuáles son los ingredientes que producen más alergia en los Perros?

Hay 7 ingredientes que son frecuentemente responsables de las reacciones adversas a los alimentos:

1. Carne de res

2. Leche

3. Huevos

4. Pollo

5. Soja

6. Trigo

7. Maíz

Estadísticamente, la carne y la soja son los mayores infractores. Muchos perros serán alérgicos a más de uno de estos ingredientes, y también pueden ser alérgicos a su entorno, como por ejemplo hierbas polen o pulgas.

¿Cómo se puede diagnostica una alergia alimentaria?

Si un perro ha tenido picazón en general y esta no disminuye en los meses de invierno; infecciones recurrentes en la piel y del oído o intermitentemente evacuación de heces blandas, es conveniente investigar si el perro podría estar sufriendo una alergia a los alimentos.

Hay tres métodos de diagnóstico reconocidos:

1. Análisis de sangre para medir los anticuerpos contra varios ingredientes.

2. Una prueba intradérmica de la piel donde los alérgenos se inyectan en diferentes puntos de la piel y la reacción se mide.

3. Una dieta de eliminación.

La dieta de eliminación es vista como la más fiable, y la más barata de las tres opciones. Sin embargo requiere un dueño motivado y disciplinado con el fin de lograr resultados significativos.

 

La dieta de eliminación

Hay tres opciones básicas en la dieta de eliminación:

1. Casera de alimentos

Esto no es recomendable ya que es necesario emplear que el propietario emplee mucho tiempo y también puede proporcionar una dieta natural y balanceada nutricionalmente. Sin embargo, si el perro es muy inquieto y el propietario no puede llevar este regimen de alimentación existe la posibilidad de usar una dieta comercial, los mejores ingredientes son: cordero, pescado, pato o pavo como proteína, arroz o patatas como carbohidratos. Se deberá de buscar productos que el perro no ha ingerido antes.

2. Una dieta comercial, de antígeno limitada

Los ingredientes adecuados de esta dieta son: venado y conejo como proteína y harina de avena o castaña como carbohidrato. Recuerde, estamos en busca de ingredientes que su perro nunca ha comido antes.

3. Dieta hipoalergénica. -proteínas hidrolizadas -

Éstos contienen proteínas que se han desglosado en la medida en que ya no son capaces de causar una reacción alérgica. Estás se encuentran en dietas de prescripción, ya que generalmente se adquieren a través de un veterinario, a pesar de que se puede obtener sin receta médica. Estas comidas son mucho más caras que las dietas antígeno limitada.

La dieta de eliminación debe ser dada por un mínimo de 6 semanas, y posiblemente será necesario llagar a las 10 semanas, con el fin de observar la respuesta máxima. Los propietarios no deben dar a su perro premios, suplementos o extras durante el período de prueba. Por ejemplo, muchos propietarios les dan a los premios cueros de piel seca de vaca o cerdo, siendo estos la causa más común de las alergias. Durante el período de prueba, el perro solamente deberá de comer la dieta seleccionada y agua.

Si los síntomas en cuestión son picazón intensa, muchos veterinarios prescribirá antihistamínicos o esteroides durante las primeras semanas de la prueba con el fin de hacer que el perro se encuentre mucho más cómodo. Si el perro muestra mejoría, se dejarán de dar los antihistamínicos continuando con su dieta para ver si los síntomas vuelven y por lo tanto confirmar el diagnóstico. Por lo general este proceso toma entre 3 y 7 día; si los síntomas regresan habrá que tomar otras medidas para un nuevo desafío.

Si hay una mejoría parcial en el estado de los perros, es probable que el perro en realidad tenga una alergia a los alimentos o varias al mismo tiempo. En este caso el perro se mantendrá en la dieta de eliminación, mientras que otras posibles alergias son investigadas, tales como la sensibilidad por picores de pulga y la atopia. Éstos se pueden observar por medio de la prueba intradérmica o análisis de sangre.

Si la alergia alimentaria es confirmada, el propietario puede seguir alimentándole con los mismos alimentos que uso durante el período de eliminación de forma indefinida, o puede perseverar con ensayos dietéticos introduciendo los 7 ingredientes alérgicos más comunes (ver arriba), uno por uno hasta que se determine con exactitud a lo que el perro es alérgico.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto